Marisol

Otra noche buscando no encontrarte, 
no encontrarte no por no desearte, noche
noche no me dejes extrañarte esta vez

Noche no dejes su nombre se escape
aunque sea brisa y suave mar,
o ya sea del  atardecer el  sol.

Ya seas el recuerdo de sus labios,
pobre recuerdo el tener tus labios
en mi mente sin nunca haber
tenido tus labios ni en mis labios
ni en el sabor, menos aun en el 
roce silencioso.

Interrumpe el quebrar de ti noche.

Noche, mar, suave sonido de tu lejano silencio,
me harás siempre las pequeñas luces ver al caminar
buscarte ya no mas en las madrugadas
en ninguna canción mas, tal vez en Auf Achse.

Gustav Klimt pinto el beso,
Gustav Klimt no nos retrato
a Gustav Klimt se le olvido 
que nunca hubo tal beso.

No se debería olvidar, noche tu nombre mar,
tu nombre sol, tu hipotéticos suaves labios,
tu mujer sin ser mujer, sin ser querer serlo,
sin querer en tu noche nadar mar.

No es que te busque por que te fuiste
te busco por que me fui
y me voy por que nunca ningún humo
ni ninguna  noche, ni silencioso,
ni mar, ni sol, ni escribiéndote esto,
ni nada me hará estar en tu noche.

Ya no debería extrañar los labios que nunca bese
ni a la mujer de esos labios.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada